La escena se desarrolla en la explanada, delante del palacio. Hamlet, su amigo Horacio y Marcelo, un centinela, han visto una sombra tenebrosa que en la noche obscura ha llamado a Hamlet. Aunque Marcelo trata de impedirle, Hamlet decide acercarse a ella. El centinela y Horacio resuelven seguirle. Marcelo sospecha algo y dice: «Algo huele mal en Dinamarca». A continuación, Hamlet conversa con la sombra. Es el fantasma de su padre que le pide que vengue su muerte, pues no murió por la mordedura de una serpiente, como todos creen, sino que fue asesinado por su hermano Claudio, quien se quedó con la corona, el poder y la viuda.

Elecciones 2021, algo huele mal en Ecuador. Alguien quiere parecerse a Claudio: quedarse con el poder matando una ilusión que había aparecido entre los electores.

Hasta las 21:00 del domingo 7 de febrero, todo iba como el relato que encuestas, medios, politólogos y redes habían construido: Arauz y Lasso irían a la segunda vuelta. Los mitómanos habían construido otro: que Arauz ganaba en la primera vuelta, algo que ni ellos mismos se lo creían. El CNE había anunciado los resultados del conteo rápido, realizado con una muestra representativa, para las 20:00. El anuncio tardó. Algo pasaba, algo empezaba a oler feo.

A las 21:00 se presentó el Consejo del CNE en pleno y su presidenta anunció que, aunque no habían llegado todos los datos de las 2425 juntas del muestreo, los porcentajes se habían estabilizado, y que, para el segundo puesto, Yaku Pérez tenía una ligera ventaja sobre Lasso. De ahí en adelante, todas son dudas:

¿Por qué las encuestas, previo a las elecciones, no proyectaron bien la subida de Yaku Pérez y la caída de Lasso? ¿Por qué las dos empresas contratadas para que hicieran el exit poll fallaron estrepitosamente?

¿Por qué se acusó encarnizadamente a Diana Atamaint, independientemente de su reprochable gestión, de haber dado esos resultados sin haber recibido todos los datos de las 2425 juntas, si, en definitiva, la realidad demostró que los porcentajes sí se habían estabilizado?

¿Por qué dos periodistas de televisión entrevistaron posteriormente de la presentación de Atamaint a Enrique Pita, quien dio otros porcentajes? ¿Pita pidió a esos periodistas que le entrevistaran? Si fue así, ¿por qué los periodistas accedieron? Si, por el contrario, los periodistas pidieron a Pita entrevistarlo, ¿por qué lo hicieron? ¿Alguien los conminó a hacerlo?

¿Son ciertas las aseveraciones de Omar Maluk Salem, profesor de la ESPOL? Él dice que, en Guayas, bajo el control de los socialcristianos, se incrementaron intencionalmente las actas inconsistentes, se alteraron los votos en blanco y no se permitieron fotografiar las actas originales. Si esto es cierto, es sospechoso que se haya dejado para el final la revisión de las actas inconsistentes en Guayas, pues habría dado tiempo para consumar dicho fraude.

¿Por qué el martes 9, con total certeza, las huestes de CREO difundieron en redes una proyección que aseguraba que Lasso se impondría? ¿Por qué ese día se corrió la voz de que el miércoles 10 se anunciaría que Lasso iría arriba que Yaku, como en efecto sucedió?

La de fondo: ¿por qué se habría fraguado un fraude a favor de Lasso si este tiene menos posibilidades de ganar a Arauz que Yaku Pérez?

Empezamos con la obra de Shakespeare, terminemos parafraseando un poema que Hamlet le escribe a Ofelia: «Duda que son de fuego las estrellas, / duda si al sol hoy movimiento falta, / duda lo cierto, admite lo dudoso…»

Duda, solo la duda te hará libre.

Luis Dávila Loor
Últimas entradas de Luis Dávila Loor (ver todo)